La inervación motora de los músculos

La inervación corre a cargo del sistema nervioso, cuya misión es la de regular el funcionamiento de todos los aparatos.

El sistema nervioso es el medio más importante por el que las distintas partes del organismo humano se relacionan entre sí, y merced al cual puede funcionar como un conjunto organizado.

En cierto modo, puede compararse a un sistema de comunicación parecido al telégrafo del cuerpo humano, gracias a que ciertos órganos como los ojos, el oído, la lengua o la epidermis, pueden recibir los estímulos del mundo exterior y transmitirlo al cerebro, desde donde a su vez, parten las órdenes que por idéntico conducto irán a parar a los músculos que ponen en movimiento a nuestro cuerpo.

Esencialmente está constituido por la unión de gran número de células características llamadas neuronas (unos 15.000.000.000), cada una de las cuales consta de un cuerpo celular generalmente estrellado y provisto de un núcleo central.

De uno de los polos de la célula parten varias prolongaciones, de escasa longitud, que llaman dendritas, y en las cuales la conducción del uso nervioso es centrípeta, es decir, camina desde fuera hacia el interior de la célula.

Del polo opuesto parte una fibra nerviosa única, a veces muy larga, llamada cilindroeje o axón, en la cual la conducción es centrífuga (desde el cuerpo celular hacia el extremo libre).

Las neuronas se hallan en mutuo contacto por medio de sus arborizaciones terminales.

La zona de contacto recibe el nombre de sinapsis y permite el paso del influjo nervioso en un solo sentido, del cilindro eje de una neurona a las dendritas de las siguientes.

Cada neurona puede establecer varias sinapsis, auténtica encrucijada en la que una neurona se halla siempre en conexión con otras muchas.

La agrupación ordenada y definitiva de neuronas constituye los centros nerviosos y los nervios.

Los primeros están formados esencialmente por cuerpos celulares, rodeados de neurología, y los segundos por cilindro ejes.

Los cuerpos celulares dan al tejido nervioso una coloración gris, de aquí el nombre de sustancia gris con que se le conoce.

Esta sustancia es la que constituye la corteza cerebral, diversos núcleos del cerebro y la zona medular central.

Las prolongaciones cilindroaxiales forman, al agruparse, la sustancia blanca del sistema nervioso central y de los nervios.

La corriente que recorre las células nerviosas se llama influjo nervioso, y puede provocarse por una excitación desde el medio externo, por una modificación en la composición química de la sangre, o por fenómenos psíquicos voluntarios de naturaleza no del todo conocida.

Es prematuro afirmar que el influjo nervioso sea idéntico a la corriente eléctrica.

Ir arriba