Porqué tenemos sed

El riñón depura la sangre, eliminando por la orina las impurezas que podrían perjudicar el organismo.

Pero para que esto suceda, es preciso que en el cuerpo exista una cantidad de líquido suficiente que sirva de vehículo para que esas sustancias puedan disolverse en él y formar la orina.

Se elimina agua con la orina, con el sudor, por el pulmón con el vapor de agua que se expele al respirar y por el intestino.

Cuando el organismo necesita agua, aparece la sensación de sed, la persona bebe y el organismo ya tiene el agua que necesita.

Factores que aumentan la sed

  1. El clima seco porque siendo el aire más seco, se pierde más líquido con la respiración y por la piel, en cambio, en los climas húmedos, se pierde menos agua por la piel y al respirar, a causa de que la atmósfera del ambiente es más húmeda.
  2. El ejercicio muscular.
  3. El sudar, sea producido por cualquier causa.
  4. Por comidas antinaturales o demasiado concentradas y excitantes, como es natural, también hay sed después de comer alimentos secos.
  5. Por el exceso de sal, especias, condimentos, etc.
  6. Por emociones fuertes, miedo, etc.

Esto se explica porque las glándulas salivares se paralizan y no producen la cantidad de saliva normal y la boca se seca.

Las personas que toman café varias veces al día sienten poca necesidad de beber, aunque tomen alimentos secos, debido a una acción paralizante de la sensación de sed que el café ejerce.

Sed anormal

Actualmente la mayoría de las personas tienen una sed anormal, que las obliga a beber varias veces al día, ya sea agua u otras bebidas.

Esta necesidad, es anormal, aunque muchos no lo sepan.

La causa principal de esta sed es la alimentación corriente antinatural, que, por una parte, es rica en alimentos concentrados, sal, excitantes, etc., y produce dentro del cuerpo gran cantidad de sustancias perturbadoras, que los riñones tienen que eliminar por la orina, para lo cual necesitan eliminar también mucha agua.

En cambio si se sigue una alimentación natural no se suele tener sed, ya que dicha alimentación contiene todos los principios alimenticios (entre ellos los jugos de los vegetales y frutas), en debida proporción, sin que falte ni sobre de ninguno de ellos.

Sólo se tiene sed después de haber sudado por el calor, el ejercicio, etc.

La importancia de todo esto se comprende, puesto que la alimentación antinatural corriente obliga a los riñones a un sobre esfuerzo que los agota y los predispone a enfermar.

En cambio la alimentación natural, la más adecuada para el buen funcionamiento de todos los órganos, es la mejor garantía de que los riñones se conservarán indefinidamente sanos y con perfectas capacidades funcionales.

Ir arriba