Beneficios de tomar calcio

El calcio es el más importante de los minerales y es el encargado de defender sus huesos con uñas y dientes.

Si no abastecemos a nuestro organismo con suficiente calcio, corremos el riesgo de que tenga que aprovecharse del calcio de nuestros huesos, dientes y cerebro.

El calcio constituye aproximadamente el 2 % del peso medio del cuerpo, y se encuentra situado en nuestro esqueleto óseo.

Su presencia es muy importante en los líquidos corporales y células, y es necesario para el perfecto funcionamiento del sistema nervioso y músculos.

Por eso es conveniente cuidar al máximo nuestra alimentación y hacerla más rica en verduras, pescado, cereales, leche y frutas crudas, sobre todo en períodos de embarazo, lactancia, crecimiento, pubertad y edad avanzada.

Deberíamos intentar olvidarnos un poco de tantas carnes y albúminas que restan gran cantidad de sales cálcicas a nuestro organismo, y acostumbrarnos a comer las espinas y cabeza del pescado.

Alguna vez ya habrá comido los boquerones fritos enteros, y ahora le invitamos a probar una exquisita sopa de espinas y cabezas de pescado.

El truco consiste en dejarlas hervir durante largo tiempo, pero si prefiere transformarlas en una rica pasta, sumérjalas en vinagre o tritúrelas.

Lo importante es que cuando compre pescado se traiga el calcio a casa, y no que se lo regale al pescadero.

Los primeros síntomas de una descalcificación son pesadez, fatiga general y dolores de espalda.

Un tratamiento eficaz contra la descalcificación consiste en tomar buenos baños de sol y de aire para proporcionar a nuestro organismo suficiente vitamina D, y es esta vitamina precisamente la única que puede favorecer la absorción del calcio, la alimentación apropiada, sueño suficiente y ejercicio físico.

Por último, recordemos a las futuras mamas que durante el embarazo es necesario aumentar la cantidad de calcio, ya que es realmente importante para hacer posible la formación ósea del feto y para preparar la lactancia.

¿Dónde se encuentra?

En las coles de bruselas, berros, espinacas, lechuga y demás verduras de hoja verde, leche, queso, mantequilla, yema de huevo, frutas frescas, zanahorias, cereales completos, almendras, higos secos, nueces… , y en una cantidad importante en las espinas y cabeza del pescado.

Su ausencia motiva

Descalcificación, artrosis, ciática, raquitismo, caries, endeblez de uñas y pelo, alteraciones en el funcionamiento del sistema nervioso (excitación, convulsiones, etcétera), dificultad en la secreción del jugo gástrico y fermentos digestivos, alteraciones en la permeabilidad de la membrana celular y dificultad en la contracción muscular, predisposición a infecciones, insomnio y hemorragias.

Consumo diario

Lactantes: de 0.4 a 0.6 gramos.

Niños de 1 a 10 años: de 0,7 a 1 gramos.

Niños de 10 a 18 años: de 1.2 a 1.4 gramos.

Adultos: 0,8 gramos.

Mujeres embarazadas: 1.3 gramos.

Curiosidades

Los médicos aseguran que una disminución del grado de alcalinidad en la sangre (acidosis) contribuye a la desmineralización cálcica, y que una baja del calcio predispone a infecciones y enfermedades.

Por ello, la mayor garantía de retención del calcio en el organismo es conservar el suficiente grado de alcalinización del sujeto sanguíneo.

El calcio se utiliza en medicina como un remedio eficaz contra las alergias asma bronquial, urticaria, etc.

Ir arriba