El cuerpo humano y sus órganos

 

Un cuerpo sano favorece el desarrollo de una mente sana.

Una alimentación sana y equilibrada nos proporciona vigor y resistencia orgánica.

Los sentimientos, el alma, los músculos, y todos los órganos albergados en nuestro cuerpo están ligados entre sí formando una sola unidad, donde lo físico y lo psíquico se unen, y donde se crean unos movimientos que preparan el cuerpo para vivir plenamente gracias al cual es posible dejar de desgastarse inútilmente, de envejecer prematuramente y de vivir una vida llena de salud.

Funciones de la sangre

La sangre posee múltiples funciones: nutritiva, respiratoria, reguladora del calor y depuradora. Constituye un maravilloso agente de relación, ya que el funcionamiento de las células y de los órganos está regulado por los productos que la sangre transporta (contenido en sustancias químicas diversas y hormonas) y ejerce un papel importantísimo en las defensas del organismo.

Ir arriba